El título hace referencia a la filosofía que inspira el proyecto, la de “cultivar” y trabajar desde la infancia el aprendizaje de la música contemporánea. De esta manera, esta semilla cultivada "germinará" en forma de un interés, acceso, entendimiento y, finalmente aceptación, de la música de nuestro tiempo con mayor naturalidad.
Creemos que la sociedad, desde bien pronto, ha de estar en contacto con las vanguardias y la tradición, sus raíces y los nuevos caminos. En definitiva, mostrar CULTURA con mayúsculas en un tiempo en que está tan devaluada como exponente máximo de la educación.
Con LANDU se pretende dotar a la sociedad de criterios estéticos la lleven a tener un pensamiento crítico, esencial para toda sociedad democrática y moderna.

Izenburuak egitasmoaren oinarrian dagoen filosofiaren aipamena egin nahi du, alegia, musika garaikidearen ikasketa haurtzarotik “landu” eta jorratzearena. Hala, ereindako hazi hori “ernatu” egingo da, eta gaur egungo musikarekiko interesa piztuko du. Halaber, jendeak hobeto ulertu eta maizago hurbilduko da oraingo musikara, eta, azken finean, naturaltasun handiagoz onartuko du.

Gure ustez, gizartea gazte-gaztetatik egon behar da harremanetan abangoardiekin eta tradizioarekin, bere sustraiekin eta bide berriekin. Azken batean, KULTURA ozen zabaldu behar du, nahiz eta, egun, balioa galdu duen hezkuntzaren adierazle nagusi gisa.

Xedea da LANDUren bidez gizartea irizpide estetikoz hornitzea pentsamendu kritikoa gara dezan, ezinbestekoa baita edozein gizarte demokratiko eta modernotan.